SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Cómo escoger y almacenar frutas y verduras

Tal vez, la mejor escena de todo Almodóvar es aquella cuando, en La flor de mi secreto, Chus Lampreave dice: «Leo, una operación es como un melón cerrao… hasta que no se abre, no se sabe si está bueno o si está pasao».

Y sí, casi nunca podemos ver más allá de lo evidente, es decir, más allá de la cáscara de las frutas y las verduras. Si no sabemos escogerlas bien, ir al súper puede ser una experiencia traumática: agarras un mango y te comes un cuasi limón, eliges una piña y resulta que derivó en tepache.

Además de estos sencillos y prácticos consejos para evitar traumas de supermercado, ten en cuenta las temporadas. Por ejemplo: el mango es primaveral, el elote es de época lluviosa, los cítricos son excelentes de octubre a marzo y el aguacate en México es buenísimo todo el año.

 


Aguacates. Agárralo con toda la mano y presiona ligeramente, sólo con el pulgar, en dos o tres puntos. Si el aguacate cede ligeramente, es que está buenazo; si cede sólo en algunos puntos, es que le falta poco; si no cede, ¡aviéntalo!.

 


Elotes. La hoja y el pelo deben verse frescos, ligeramente húmedos, como si estuviera recién cortado. Abre las hojas por el centro del elote: los granos deben ser brillantes. Pincha un grano con la uña: tiene que estar suave y explosivo. Úsalos el día que los compres, pero si los vas a almacenar, ponlos en el refri en una bolsa de plástico.

 


Jitomates. Los mejores son los alargados, los guaje (no los bola). Deben estar muy rojos, entre firmes y ligeramente suaves; nunca aguados, nunca con manchas. El jitomate madura con la luz; consérvalos en la sombra (y evita el refri).

 


Papas. Es casi imposible encontrar una buena papa en las ciudades (pura papa zacatecas). La buena tiene una piel lisa, blanca, y una textura casi de madera. Compra de tamaños similares para que se cuezan al mismo tiempo. No se guardan en el refri.

 


Naranjas. Sólo se recomienda en temporada (por Navidad), para que esté dulce. La cáscara debe ser lisa y delgada, pues indica que la naranja tiene mucho jugo. Desecha las aguadas. Y ten cuidado con el clásico gusano primaveral. No se guardan en el refri.

 


Chiles largos. Si los vas a asar, escógelos rectos, no curveados, para que puedas girarlos y se vayan asando uniformemente. Deben tener cierto brillo y ser firmes al tacto. Desecha los muy aguados y los que tengan manchas sospechosas.

 


Melones. La corteza debe estar firme y tener buen aroma. Oprime el centro del melón (de donde estaba sujeto a la planta): si está suave, está bueno. Aunque la realidad es que uno nunca sabe con el melón –ni con la papaya.

 


Mangos. La temporada del mango se nos ha ido, es de marzo a julio. Anyways, el mango debe de estar firme pero no verde. Si la piel presenta manchas grandes y oscuras, está pasado. Al bombón le gusta el manila y el niño. No se guardan en el refri.

 


Manzanas. La mejor manzana nacional es la de Chihuahua. Nosotros preferimos la manzana tipo Gala: es dulce, carnosa y apetitosa. Para escogerla, basta darle la vuelta para ver que no esté picada o que no tenga partes oxidadas. No se guardan en el refri.

 
¿Tu fruta o verdura favorita no sale aquí? Escríbenos y te daremos nuestros tips.
 


Artículos Relacionados:

Formas de la errancia

Durante once años, de los 11 a los 22, nadé. Era todo lo que hacía: nadar. Nadaba en la madrugada y volvía a nadar a medio día. Después corría o iba al gimnasio o hacía c...

Leer más
Descubrimientos musicales - Sada y el bombón

Descubrimientos musicales –¿cómo actualizar e...

Antes del MP3, el Napster y la «democratización de la música», era muy fácil, casi involuntario, conocer «los ritmos de actualidad». Existían tan...

Leer más
Cómo escoger un vino - Sada y el bombón

El vino cotidiano: ¿cómo escoger un vino en e...

El mexicano promedio –y estamos contando a los extranjeros que viven en México como mexicanos– consume tan solo 500 mililitros de vino de mesa al...

Leer más
Boda - Sada y el bombón

¿Cómo disfrutar una boda si no conoces a nadie?

Ir solo a una boda es un contrasentido. Una boda es la celebración de la pareja, y no sólo porque un hombre y una mujer (o lo que sea) se unen, se bes...

Leer más

Publicidad