SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Vinos de la región. ¿Qué vinos incluir en el maratón Guadalupe – Reyes?

Diciembre es definitivamente la época más alcohólica del año. Entre las posadas y las múltiples cenas de fin de año terminas con el mismo grado de alcohol en la sangre que un recién ingresado a Oceánica.

Dos o tres veces a la semana –por no decir cuatro o cinco– vas en busca de una botella de vino para tal o cual cena. Te paras frente a decenas de botellas y no tienes idea cuál comprar. Podrías hacerte el muy muy y decirte a ti mismo que el bouquet de los vinos de la Borgoña es delicado y bien diferente, pero también podrías escoger un vino que se elabora a unos cuantos kilómetros de donde estás. El vino es la representación más sensible y exquisita de un territorio; si te tomas un vino de tu región, de cierta forma te estás tomando tu propio territorio.

Si vives en Querétaro, nuestra primera recomendación es que vayas a Terruño, un winebar con una amplia y muy bien seleccionada cava. Ahí puedes encontrar los vinos de la casa Dorantes Cervera el vino tinto de Viñedos Azteca: al Pretexto . Todos estos elaborados en Querétaro.

¿No vives en Querétaro? Busca en cualquier tienda algún vino de Freixenet, están en (casi) todos lados. Los espumosos son excelentes. Acá entre nos, el mejor es el Viña Doña Dolores Chardonnay Brut Nature . Lo puedes tomar como aperitivo o hasta con mariscos y pescados que no estén demasiado condimentados.

Si buscas un vino blanco, compra un Chardonnay o un Sauvignon Blanc de Viña Doña Dolores (Freixenet). O un vino blanco de La Redonda. Esta última casa tiene, además, un vino rosado bastante recomendable.

Si vas a comer carnes rojas o platillos muy condimentados, elige un tinto. Está, por ejemplo, el Tinto Joven de La Redonda , que no es tan caro y tiene un sabor ligero pero no menos seductor. Recomendamos también el Viña Doña Dolores Merlot Gran Crianza (de Freixenet), o el Sierra Gorda Tinto , también de la Redonda. Aunque nuestros favoritos son el Tabla Número 1 y el Entretanto . Estos últimos dos, de Aguascalientes.

La zona vitivinícola del centro de México –de Aguascalientes a Querétaro– tiene características geológicas y climáticas muy particulares, características que puedes probar en estos excelentes vinos.
 


Artículos Relacionados:

Traducciones - Sada y el bombón

Recomendaciones para elegir una buena traducción

En buena medida, conocer es traducir, dice Juan Villoro. Un buen traductor es, antes que nada, un buen lector; el gran conocedor de un texto. El traductor no sólo traduce las regiones explícitas de un libro, sino también, y sobre todo, el carácter implícito de las palabras, es decir, lo que está entre líneas: las ideas, el discurso, los sentimientos, el tono, el ritmo, el estilo, la espontaneidad del lenguaje; para decirlo de forma pomposa: el espíritu del texto. Traducir algo de forma literal es ir contra el sentido común. Por eso a veces es tan difícil encontrar una buena traducción, sobre todo de los textos que son de alguna forma poéticos. No existe problema alguno con el manual de la aspiradora; encontrar una buena traducción de Pessoa requiere un poquito más de tiempo. Al leer una traducción, hay que ser conscientes que siempre habrá una pérdida en el texto traducido. Por ejemplo, el español no tiene palabras para saudade, spleen o weltschmerz. Sin embargo, muy de vez en cuando, esa pérdida de la traducción puede llegar a ser paradójicamente una ganancia. Traducir del francés al español significa afrancesar el español, es decir, enriquecerlo. Una buena traducción enriquece el idioma.   Breves recomendaciones: Elige editoriales que respeten la literatura. Algunos ejemplos de editoriales serias: Fondo de Cultura Económica, Cátedra, Alianza, Siruela, Nórdica, Acantilado, Pretextos, Sexto Piso y, casi siempre, Anagrama. Evita: Editores Mexicanos Unidos, Editorial Valdemar y Lectorum. Respeto editorial significa poner el nombre del traductor en algún lado. Googlea al traductor para ver qué tan reconocido es. Si en el libro no aparece ningún traductor, cómpralo para la chimenea. Invierte. Los libros con buenas traducciones suelen ser más costosos. El más caro no es el mejor traducido, pero el de $20 sí lo tradujo una máquina. Para poesía, conviene comprar una edición donde venga el poema original al lado del poema traducido. Así, por un lado, puedes sentir la oralidad y la plasticidad del alemán (aún sin entender palotada de lo que estás leyendo) y, por el otro, el significado del poema.   Lecturas sobre la traducción: La tarea del traductor, de Walter Benjamin; El traductor, de Juan Villoro; Decir casi lo mismo, de Umberto Eco.   ...

Leer más
Podcast - Sada y el bombón

Podcasts y estaciones de radio en la web

Salvo ligeras excepciones –muy, muy ligeras en provincia–, las estaciones de radio tradicional son, por decir lo menos, infames. Si la mejor parte de ...

Leer más

El autoregalo: la expresión de la independenc...

A finales del verano de 1990, mi prima Lety consiguió su primer trabajo. Con su primer sueldo se compró una botella de cajeta; llegó a la casa de...

Leer más
Quesos en el Bajío - Sada y el bombón

Quesos regionales: los finos y deliciosos cua...

El general De Gaulle dijo alguna vez lo difícil que es gobernar un país donde se producen 365 variedades de queso. Si el vino es la más fina expr...

Leer más

Publicidad