SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Bares & cantinas: los mejores sitios etílicos en Guanajuato, Querétaro y San Miguel de Allende

Nada más bonito que entrar a una cantina y recibir, a modo de saludo, un «¿lo de siempre, joven?». La cantina hogareña, el cantinero fiel, la bebida tradicional. Eso en las cantinas, porque en los bares es distinto. Ahí, presumen, hay más finura, más gollería. Pero la idea es la misma: nada como encontrar dos o tres lugares etílicos que funcionen tanto un martes como un sábado; bares y cantinas que, por el ambiente, la bebida o la botana, nunca te quedan mal.

Los bares de Guanajuato son estudiantiles. Como lo más dramático que puede ocurrir ahí es reprobar una materia, todo es muy alegre. La cantina El Incendio (Cantarranas 15) es una de esas cantinas «de mala muerte» con canal bajo la barra, pero, claro, tiene ese toque universitario: borrachos de pueblo con converse y lentes hipsters. Pídete un mezcal; si no se te ocurre ver cómo lo preparan, te sabrá buenísimo.

Ya entrado en mezcales, dirígete a la mina La Valenciana. Ve ahí, como un turista cualquiera, hasta que llegues a la plaza. Despégate del grupo, atraviesa la plazuela y vete justo para el lado contrario de donde está la mina. A unos pasos encontrarás El Fusilado. Sirven varios tipos de mezcal y algunas veces, gracias a algún inspirado, tienen música en vivo.

La vida nocturna en Santiago de Querétaro es, guardando las debidas dimensiones, cosmopolita. Sí, no es Nueva York, pero en el centro histórico de Querétaro es fácil sentarse al lado de un alemán, escuchar por ahí a un grupo de franceses o ligar, por qué no, con una colombiana. ¡Bacana!

Si eres fresón, te recomendamos La Grupa, la coqueta terraza del Mesón de Aspeytia (Pasteur Nte. 25). Si buscas buen trato y una botana fresca, el Bar de Cortés (Juárez esq. Escobedo). Si vienes de Guanajuato y sigues jovial, el Zeppelín (Independencia 186), tiene una terraza bastante agradable. No importa a cuál vayas, terminarás en la cantina de don Amado (5 de Mayo, casi esq. con Gutiérrez Nájera). Don Amado, hay que decirlo, es la mejor cantina de Querétaro.

San Miguel es una mezcla, quizá un poco gringa, de Querétaro y Guanajuato. Hay gente joven al lado de mucho gringo y altos directivos con esposas despampanantes. El bar La Azotea (Umarán 6) ofrece, desde el techo de una casona colonial, vistas de la parroquia. El bar La Fragua (Cuna de Allende 3) tiene música en vivo y una iluminación exquisita. Y La Cucaracha (Zacateros 22) es la tradicional cantina de pueblo, un gran lugar para decir «la última y nos damos».
 


Artículos Relacionados:

Lujos - Sada y el bombón

Pequeños grandes lujos: placeres cotidianos q...

Existen placeres reservados para los ricachones: volar en primera clase, ir al sauna los martes, al masaje los jueves, pasear en un convertible, ...

Leer más

Ideas para halagar a alguien con un buen regalo

Que de repente sientas la necesidad de querer regalarle algo a alguien es una sensación muy humana, casi peligrosa. Sin embargo, el proceso de buscar ...

Leer más

El autoregalo: la expresión de la independenc...

A finales del verano de 1990, mi prima Lety consiguió su primer trabajo. Con su primer sueldo se compró una botella de cajeta; llegó a la casa de...

Leer más
DF - Sada y el bombón

Vete de pinta al DF

La mayoría de las veces que me iba de pinta con el bombón acababa en un lugar todavía peor que el salón de clase y con gente todavía peor que el maestro y sus pupilos est...

Leer más

Publicidad