SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014
Imagen © The Citrus Report

Cambalache urbano: Trueque & Maroma Swishing Party

Sábado 18 de agosto 2012 · La Fábrica · Santiago de Querétaro

No basta con tener dos pares de jeans, unos tenis y unos zapatos «para salir». No, ya no. La moda, ahora más que nunca, se empeña en multiplicar las prendas, abaratar los precios y abusar del cambio de temporada. De ahí el nuevo código de vestimenta y sus prohibiciones: repetir el vestido en dos bodas con la misma lista de invitados, usar sandalias en un cóctel, ponerse los mismos jeans por una semana, y la lista sigue.

Llamémosle modernidad, compras compulsivas o «ganas de gastar», lo que acongoja es lo que se deshecha: ropa vieja o ya muy vista, accesorios que ya no quiero usar, zapatos que ya no me gustan… ¿Qué hacer con tanta ropa que se llena de polvo en el armario? ¿La regalo o la tiro a la basura? ¿La reciclo para cuando sea vintage?

Para resolver la indecisión, de unos años para acá las capitales del mundo han adoptado un nuevo sistema de reciclaje de prendas: las llamadas swishing parties. En resumen, una fiesta dedicada exclusivamente al intercambio de ropa entre conocidos (o desconocidos) con buen gusto (o por lo menos con un gusto compartido).

En Querétaro, Trueque & Maroma harán su primer swishing party en las instalaciones de La Fábrica. Entra a su página web, moléstalos por Facebook y acósalos en Twitter para poder conseguir una invitación a este cambalache. Luego, desempolva y lava algunas cosas de tu clóset, ve a La Fábrica el 18 de agosto, intercambia tu ropaje y estrena sin gastar.
 


Artículos Relacionados:

El suplemento del caminante (y otras lecturas...

En la última edición de la revista encartamos un suplemento especial dedicado al caminante; ocho pequeños ensayos sobre la experiencia de caminar...

Leer más

Fábrica de alimentos, sobre los caminos de pr...

Salud. La mitad de las cosas que hacemos (o más) giran alrededor de esta palabra: hacer ejercicio, romperse las piernas en el CrossFit, ponerse a...

Leer más

Me gusta ser una zorra –sobre el carácter ful...

Nos tocó vivir el apogeo del reguetón. El auge de las letras obscenas y sexualmente explícitas nos ha vuelto inmunes a las peladeces musicales. P...

Leer más

Estar en medio: el sentir del provinciano

Alguien dijo que los mediocres eran vomitivos, que ser mediano no gustaba y que estar en medio no es de presumir. La clase media es la que mantiene...

Leer más

Publicidad