SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014
Imagen © Pawel Edelman

Carnage o la civilidad ante todo

La última película de Roman Polanski, CarnageUn Dios salvaje en español–, muestra cómo el ejercicio de resolver un conflicto se puede complicar por más paciencia que se tenga y amabilidad que se procure aparentar. Sencillamente, hay veces en que nada más es necesario jalar de un hilo para que todo se derrumbe. Esto es lo que le sucede a dos parejas que intentan resolver un problema de manera civilizada.

Jodie Foster, John C. Reilly, Kate Winslet y Christoph Waltz conforman dos matrimonios que tienen el infortunio de conocerse debido a un conflicto entre sus hijos (uno de ellos golpea al otro). Las parejas se juntan para tratar el tema y llegar a una solución sobre lo que deben hacer con los niños, pero las diferentes personalidades de los cuatro integrantes van revelando lo difícil que será negociar.

Penelope (Foster) es una madre moralista y preocupada por la comunidad, Nancy (Winslet) una profesionista superficial, Alan (Waltz) un abogado corrupto y Michael (Reilly) un vendedor conformista. La situación empeora cuando sus temas y preocupaciones terminan por infiltrarse en el problema de los niños, sólo para encontrar lo que tienen en común todos: que son infelices. La pelea infantil se convierte así en el pretexto para sacar a la luz todas sus inseguridades.

Hay quienes dicen que somos animales, otros que nos distinguimos de ellos al ser conscientes de nuestros actos. Tal vez estemos justo en la línea entre esos dos, de un momento a otro la conciencia se puede rendir ante el instinto animal que habita en cada uno, dispuesto a atacar y perder la civilidad. Lo hemos visto y a veces hasta vivido en carne propia; en muchas discusiones demostrar que se tiene razón es un acto de poder más que de entendimiento, como una ley selvática.

Carnage está basada en una obra de teatro –Le dieu du carnaje– de Yasmina Reza, que ha sido adaptada en muchos países, incluyendo México. La película puede desconcertar o resultar tediosa para quien espera una gran producción, sin embargo, Polanski no sólo le saca provecho a un reducido espacio con ingeniosas tomas, sino que también logra genuinas interpretaciones en su experimento de filmar en tiempo real.

Los actores tuvieron que aprenderse el guión completo y grabar sin descanso para mantener la tensión de cada uno de sus papeles. Lo mejor de la película está en la sinergia de estas cuatro interpretaciones. Se puede observar en las venas del cuello que reflejan la ira de Foster, las arcadas de Winslet, el cinismo de Waltz al teléfono y los distintos humores de Reilly.

Carnage es una comedia negra que contiene una crítica sobre las distintas caras que tenemos y podemos llegar a sacar cuando perdemos el control de lo que hacemos y decimos. Después de verla, uno va a querer conservar la civilidad ante todo, antes que verse reflejado en alguno de estos personajes.
 


Artículos Relacionados:

Méliès, Scorsese y Hugo Cabret: los ilusionistas

La más reciente película de Martin Scorsese, La invención de Hugo Cabret, es la justificación de por qué el cine se ha ganado el título de «fábrica de sueños», y la mejor manera que tiene Scorsese de demostrarlo es con una clase esencial sobre la historia del cine: Georges Méliès, el padre de la ficción cinematográfica y director pionero en efectos especiales. Por eso mismo –por los efectos visuales – es importante mencionar que esta es una película hecha para verse en formato 3D, así podemos sentirnos un poco como la gente de la época de Méliès, creyendo que el tren de una de las primeras películas de los Lumière saldrá de la pantalla para venir a estrellarse con nosotros. Georges Méliès era muy hábil en la construcción de artefactos para realizar trucos e ilusiones ópticas –fue mago antes que cineasta. Esto le sirvió cuando decidió abrir un estudio de filmación; en sus películas utilizó técnicas como la superposición de negativos y la colorización de éstos a mano (ya que las películas de ese entonces eran en blanco y negro); el recorte de fotogramas para crear efectos especiales provocó un incremento en la variedad de historias que mostrar. Méliès logró hacer más de 500 proyectos fílmicos. Aún si no conoces mucho acerca de la historia cinematográfica, es posible que en algún lado hayas visto la imagen de la Luna con una bala-cohete incrustada en el ojo. Esta bizarra y popularizada imagen es de El viaje a la Luna (1902), la película que, inspirada en obras de Julio Verne y H. G. Wells, mandó a Méliès a la historia del cine por ser considerada la primera película de ciencia ficción. La invención de Hugo Cabret también se basa en un libro, la novela homónima de Brian Selznick. Ambas, libro y película, narran las aventuras de un niño huérfano de 12 años que vive en la estación de trenes de París: Hugo. A través de Hugo vamos conociendo a Méliès, un anciano que comparte –o compartió– el talento de elaborar complicados esquemas para construir artefactos, hacer juguetes que se mueven solos y poder entender con facilidad el alma de una máquina. En la película seguimos a Hugo por las entrañas de los relojes de la estación de trenes, nos deleitamos con los personajes que ve todos los días trabajando ahí, sufrimos con su triste pasado y vamos siguiendo un camino de pistas que nos llevan a descubrir la magia del cine. Hugo, Méliès y Scorsese son los ilusionistas que nos hipnotizan, nos impactan y nos emocionan. Las técnicas del cine han cambiado, pero el propósito de entretener sigue vivo. Y esa característica del cine, la del entretenimiento, se la debemos a Georges Méliès. A cada generación parece tocarle una transformación en la forma de hacer películas; el sonido, el technicolor, los efectos generados en computadoras y, ahora, el 3D. Esto nos lleva a pensar: ¿qué se le podría haber ocurrido a Méliès con la tecnología que tenemos actualmente? El cohete-bala probablemente habría ido directo a incrustarse en nuestras pupilas.  ...

Leer más

Reducidos por la ley (Down by Law)

Un pregunta: ¿qué hay en Reducidos por la ley? Algunos detalles que se han comentado: una fotografía impecable que utiliza tonos grises para cortar una arquitec...

Leer más
FIL - Sada y el bombón

Feria del Libro de Guadalajara, la reunión ed...

De las cuatro veces que hemos ido a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara («la FIL»), tres han sido un fracaso, un fracaso bastante agr...

Leer más

To The Wonder: el perfecto sinsentido

To the Wonder (2012) Terrence Malick 112 min - Drama | Romance   Recuerdo que The Tree of Life (El árbol de la vida) me gustó mucho. Y cuando me preg...

Leer más

Publicidad