SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Enséñale lo que es una chica Almodóvar

Enséñale lo que es una chica Almodóvar. Ábrele los ojos y comienza con Laberinto de pasiones, con todas las otras chicas del montón y los ataques de nervios. Enséñale que los desbalances emocionales, el placer y las persecuciones se ven mejor si se piensan para un encuadre cinematográfico. Que poco a poco aprenda a pintarse de rojo los labios, que las lágrimas de rímel se deslicen por sus mejillas en perfectas líneas curvas.

Desde muy joven habría que enseñarle a tener el temperamento de Carmen Maura y la absurda belleza de Penélope. Darle clases de coqueteo, instruirla en el arte de sufrir y de seducir. Que cambie de barniz cada vez que compre nueva lencería de encaje y, automáticamente, asuma que para gritar, reír o llorar también hay que posar.

Poco a poco entendería que el sexo te rompe, te ata y te desbarata a su antojo. Se aprovecharía de ti con un escote de lunares rojos y pendientes dorados. Con aires de musa, se creería la feminidad andante.

«Mira, esto es una chica Almodóvar», y le sacarías las fotos de chicas con saco, maletín y medias de red. La pondrías a escuchar una y otra vez a La Lupe y a Chavela Vargas. Cada tarde amaestrarla en las funciones de cabaret y el contoneo de Sophia Loren. Así, un día, por sí sola, eligirá el vestido rojo para los días arreglados; para los domingos, coleta y nariz respingada.

Ahí estará con su lenguaje corporal cargado de teatralidad; los arranques y desesperaciones con una justificación estética. Jugueteando entre la comedia y la tragedia, con el maquillaje sobrecargado y las pelucas de Marilyn Monroe. Agarrando con una fuerza de porcelana la bolsa de Gaultier o la pistola infestada de pólvora. Verla en tu apartamento con medias y tacones, haciendo ademanes de figura religiosa, flirteando con el movimiento de sus pantorillas oscuras, moviendo los labios al compás de un bolero; fumando y dejando en tu almohada un olor a laca y desenfreno mientras te susurra que ella también quiere ser una chica Almodóvar.
 


Artículos Relacionados:

© Grizzly Man - Sada y el bombón - La indiferencia de la naturaleza

La indiferencia de la naturaleza

Una reflexión en torno a Grizzly Man, el documental de Werner Herzog. Timothy Treadwell fue una persona cuya vida se cernía sobre los osos. Convivió con ello...

Leer más

El cine vacío

Debo mi primera noción del «cine vacío» al ensayo sobre un cineasta húngaro que me regaló un taxista potosino. Tengo la costumbre de fingir nacionalidades extrañas cada v...

Leer más

Méliès, Scorsese y Hugo Cabret: los ilusionistas

La más reciente película de Martin Scorsese, La invención de Hugo Cabret, es la justificación de por qué el cine se ha ganado el título de «fábrica de sueños», y la mejor...

Leer más
La gran belleza - Sada y el bombón

La gran belleza

La constante búsqueda de la inasequible belleza. Una lectura de la última película de Paolo Sorrentino.   Cuando leí sobre La grande bellezza la busqué y traté de ...

Leer más

Publicidad