SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Todo pasado fue peor –sobre covers musicales

Hay esas eternas canciones que podemos escuchar con el pasar de los años. Las cantaban nuestros padres, luego las descubrimos en la adolescencia y finalmente nos apoderamos de ellas con la llegada de la adultez (o la inmadurez justificada). A todos nos pone a bailar un buen jazz, un one hit wonder de los 80s, una sobreproducción de los horribles noventas o alguno de los clásicos del rock. Todas esas canciones infinitas son parte clave del repertorio universal y, por lo tanto, no es de sorprenderse que se hagan covers de a montón.

Los Beatles reinventados (y reintentados) una y otra vez, las contemporáneas versiones en bossa nova de lo que sea, la remasterización de un clásico y así sigue la lista. Desde los artistas con fama internacional hasta los músicos del bar local, todo mundo vuelve a corear las mismas canciones con los mismos acordes. Pero, ¿qué pasa con esas versiones que más que tributo descomponen la esencia de la canción? Le quitan instrumentos, mutan las versificaciones, aceleran el ritmo, cambian el mood original y se sienten como nuevas. Hay esos artistas contemporáneos que a la hora de hacer un cover escogen las canciones menos esperadas, usualmente las que vayan totalmente en contra de lo que ellos representan, y, sensualmente, las desnudan hasta los huesos.

A continuación, nuestro top 10 de los covers contemporáneos más inesperados que podrían comerse a la original de un bocado.
 
Turn Me On, de CocoRosie (original de Kevin Little)

Las hermanas prodigio del indie tomaron la típica canción para el spring break del 2006 y la reconstruyeron en un canto donde predominan los beats vocales y el arpa. El sentido de la canción cambia completamente de ser un himno comercial para alocarse en el verano al perfecto soundtrack para hacer el amor. Aquí el cover; acá el original.
 
Knocked Up, de Lykke Li (original de Kings of Leon)

La voz sueca consentida mutó a la canción del rock a una balada indie. El cover le gustó tanto a Kings of Leon que grabaron una versión con ella. Aquí el cover; acá el original.
 
Boy From School, de Grizzly Bear (original de Hot Chip)

Grizzly Bear decidió tirar a la basura el ya clásico electropop de Hot Chip y, a base de una guitarra y voz, le añadieron esa melancolía que la letra tenía guardada. Aquí el cover; acá el original.
 
Heart Of Glass, de Lily Allen (original de Blondie)

La londinense descompone una de las canciones más conocidas de Blondie para convertirla en una canción folk con esa actitud despreocupada que la caracteriza. También le ha echado su manita de gato a canciones de Britney Spears y The Kooks. Aquí el cover; acá el original.
 
Halo, de Florence and the Machine (original de Beyoncé)

La «poperona» balada de Beyoncé pierde los ritmos del hip hop y reencarna en los pulmones y la poética oscuridad de Florence Welch. Otro buen cover es el que le hicieron a Postcards From Italy, de Beirut. Aquí el cover; acá el original.
 
La Vie en Rose, de Emilie Simon (original de Edith Piaf)

Como todo buen francés, a Emilie Simon también le gusta cantar que la vida es rosa. La curiosidad de este cover radica en que el ritmo original es cambiado por una balada con tintes electrónicos. Otro cover a puro piano de ella es el de Come As You Are, de Nirvana. Aquí el cover; acá el original.
 
New York, New York, de Cat Power (original de Frank Sinatra)

La canción ideal para pasearse por las calles de Nueva York es reinterpretada por Cat Power, quien ya tiene esa fama de apropiarse de las canciones con covers como el de Sea Of Love. Una descarga de sensualidad y blues a una de las canciones favoritas de los neoyorkinos. Aquí el cover; acá el original.
 
Bad Romance, de Caro Emerald (original de Lady Gaga)

La canción más «covereada» del último año, todos han reinterpretado el himno de pop del 2010. Tú escoge el género y la encontrarás. Aquí, una alegre versión que elimina los sintetizadores y da paso a las trompetas. Aquí el cover; acá el original.
 
Too Drunk To Fuck, de Nouvelle Vague (original de The Dead Kennedys)

La canción punk a las consecuencias sexuales que tiene el abuso del alcohol fue reinterpretada por el colectivo francés Nouvelle Vague. Una contemporánea versión cargada de un excitante flirteo. Aquí el cover; acá el original.
 
When You Were Young, de The Noisettes (original de The Killers)

Uno de los clásicos de The Killers es reinventado desde un punto de vista femenino con coristas y violines. Aquí el cover; acá el original.
 


Artículos Relacionados:

Una lista de las listas de fin año

Para Jacobo, que entiende esto mejor que nadie. Ha llegado esa época en la que, junto con Santa Claus, los duendes, el arbolito, el nacimiento, llegan las li...

Leer más
Antigadgets - Sada y el bombón

Los antigadgets: aparatos disfuncionales que ...

Un gadget es una especie de herramienta que tiene un propósito o una función específica, un aparato práctico, un dispositivo ingenioso. Su contra...

Leer más
Top10 Series tv - Sada y el bombón

Series de TV –diez razones de por qué el mejo...

 1 > Mad Men Como diría Hemingway, la narrativa tiene un carácter doble; toda buena ficción cuenta, por lo menos, dos historias. En Mad ...

Leer más

Beaucoup Fish, de Underworld

Antônio Cabadas, en aras, quizá, de convertirse en nuestro reseñista más renacentista (ya reseñó un libro y una película), nos recomienda lo que al parecer es un gran dis...

Leer más

Publicidad