SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

La cultura underground en el centro de México

La cultura oficial sale a tu encuentro, pero al underground tienes que ir tú.

~Frank Zappa

 
Todos los martes, jueves y martes, en punto de las siete de la tarde, pasan por la plaza principal del centro tres personas aparentemente normales: Luisa, Susana y Ramón. Muchas personas cruzan la plaza al atardecer, pero sólo ellos tres pasan todos los martes y jueves exactamente a la misma hora. Son más puntuales que las campanas del templo.

Luisa porta siempre sotana y escapulario; es, en realidad, sor Luisa, la abadesa de uno de los conventos de la ciudad. Susana trae siempre un vestido floreado. Si es invierno, se cubre con un ligero suéter; si es verano, con unas finas chanclas. Ramón es el más gris de los tres: viste siempre un traje oscuro, una camisa clara y una corbata lisa. A simple vista, Luisa es una monja más, Susana parece que atiende un comercio, quizá es cajera en un banco, y Ramón claramente es un burócrata.

Viéndolos pasar, pareciera que sor Luisa se dirige al convento, Susana a su casa a ver o leer una novela y Ramón a cenar con su esposa y sus hijos. Nada más equivocado: los martes y los jueves (y los martes), de 7 de la tarde a por lo menos 2 de la mañana, Luisa se reúne con sus tres primas y sus dos hermanos para ensayar las últimas canciones de su banda de heavy metal. A media cuadra del garage metalero, Susana se maquilla de negro, cambia el vestido floreado por un atuendo oscuro, se pone unas botas épicas y se va a pasear con sus amigas «las Bélas». Ramón siempre intercambia una mirada con Susana antes de irse a pintar graffitis. Caras vemos, intereses desconocemos.

Los punketos, darketos, mods y etcétera suelen ser considerados como grupos marginales. Craso error. Luisa, Susana y Ramón, como miles de ciudadanos más, no actúan al margen, sino desde el centro. Cualquier movimiento underground se define por el descubrimiento de sus capas. Pareciera una obviedad, pero hay que decirlo: la subcultura es lo que está debajo de la cultura, y no a un lado. Hablar sobre la subcultura urbana significa descubrir una ciudad, levantarle poco a poco sus posibles infinitas capas, como si la ciudad fuera una lechuga, una alcachofa o, lo que es lo mismo, una matryoshka.
 

Entrevista a tres movimientos musicales underground

 
¿De qué trata el movimiento; dónde nace?

Psychobilly: Es un movimiento musical, una mezcla entre rock clásico y punk. Una manera irónica y divertida de ver la vida. Nuestra música es buena para bailar.

Ska: El ska nació en Jamaica. Era una música que inspiraba al baile, regularmente sin letras, a base de instrumentos de cuerda y viento. El que hacemos acá es ska fusión, porque el tradicional es lento y el latino prefiere mezclarlo con estilos como el rock, punk, cumbia y salsa.

Experimental: Tomamos nuestros elementos de diversas partes: rock, pop, dj’s, noise, rap, hip-hop, folk, house, punk, opera, etc. Y de todos los puntos del mundo. Más que por un género o una corriente, es lo que sale de la norma, lo que se dirige a ningún lado.
 
¿Cómo o por qué decidiste unirte al movimiento?

Ps: Me identifiqué por completo y vi que eso me hacía feliz.

Sk: Cuando escuché a la Maldita por primera vez, tenía como 6 años. Los conocí por la radio, aunque ellos digan que no los apoyaban.

Ex: Desde que empecé a vivir en Guanajuato, siempre estuve buscando nuevas bandas, cosas que salieran un poco de lo común. Es curioso, porque a pesar de tener una escuela de música y mucha gente joven, Guanajuato no es un lugar con una gran emergencia de proyectos nuevos. A partir del 2008, las inquietudes y los amigos me dieron los elementos adecuados para participar en una nueva forma de hacer música.
 
¿Qué esta pasando con todos estos movimientos underground?

Ps: Se ha unido más gente. Al principio éramos pocos. Ha mejorado, han venido bandas de fuera, se ha dado a conocer cada vez más.

Sk: No tengo una razón concreta de porqué se alejó la gente, pero ahora quiere resurgir este género, cada día se acercan más y más personas.

Ex: Comenzamos un cotorreo entre amigos que querían intentar cosas, tocar, compartir cosas, armar algo sólo por el gusto de armarlo. Mucha gente se ha involucrado.
 
¿Qué los inspira, y cuáles son sus temas principales?

Ps: Nos inspira el cine viejito; Frankestein, Drácula. Nos gusta hablar de cerveza, monstruos, mujeres, autos, cigarros.

Sk: Nos inspira lo que pasa en la sociedad, el amor, la unidad, el no racismo. La violencia se puede extinguir con amor, con buena vibra. El respeto y la amistad es lo que pregonamos.

Ex: Nos inspira el rock espacial con repeticiones y delays, también buenas dosis de punk, post-punk, post-todo. Somos un camino disonante. Comenzamos de modo contrapuesto a las ideas populares o nos disfrazamos de algo conocido, pero al interior somos una cara oculta de lo mismo.
 
Grupos concretos:

Ps: Romeo & the Frankenteins, Los Fríos, Demonville, Mad-Ravens.

Sk: Atletas campesinos, Exilios, Motel Guazana, Cinta Canela, Manita de Puerco, Los Nadie Calavera, Efecto Calibre.

Ex: L’aurore, Fractal of the Trees, Monstruoso Oso Verde, Tijeras De Madera, Voya Krer, Mygra/ Ña-Toka/Io, Corazón de Babel, Homo Erectus Pendejectus, Colectivo San Miguelito.
 
Fuentes:

Ps: Documental Brains for Dinner, Productora Maquesh.

Sk: Raziel, vocalista de Exilios.

Ex: 7, Paco-Tilla.

 

La cultura underground en el centro de México. Fotografía de Begoña Barinagarrementeria.

 

Foros alternativos de expresión artística

Los auténticos movimientos underground son alérgicos al oxígeno; cuando salen a flote, flaquean, se enferman y mueren. Parafraseando a Frank Zappa, uno debe sumergirse para encontrarse con las subculturas.

De todos modos, existen algunos lugares y momentos concretos en donde de vez en vez se exponen algunas muestras de los distintos movimientos underground que hay en la región.

El Museo de la Ciudad de Querétaro es en este sentido el foro cultural más dinámico del centro de México. Ahí continuamente –y paralelamente– se presentan distintas exposiciones artísticas.

En Guanajuato existen algunas galerías, cafés y bares que exhiben distintas manifestaciones culturales, como el Zilch, el Gólem, la Fonda Antigua o el Fly. Pero indudablemente el mejor foro para conocer la subcultura urbana es el Festival Cervantino. Muchos se van con la finta de que se trata de un festival internacional y olvidan la verdadera esencia del Cervantino: sintetizar en unos cuantos días todo el barullo artístico que se gesta en los túneles de esta ciudad estudiantil.

 

Nuestra propuesta de movimiento underground

No todas las subculturas deben ser oscuras, violentas y arrebatadas. Nosotros proponemos, por ejemplo, un movimiento underground ecológico y orgánico: adopta una mini parcela de tierra (de uno o dos metros cuadrados) y ve ahí por las noches a tirar tu basura orgánica. Cuando el clima cambie (de verano a otoño, por decir algo), ve durante el día y observa cómo la vegetación es distinta en ese pequeño recuadro que adoptaste. Luego imagina que toda la ciudad hace lo mismo que tú.
 


Artículos Relacionados:

El ama de casa - Sada y el bombón

El ama de casa, el quehacer doméstico en el s...

Más allá de los sueldos en crisis, las madres solteras y las guarderías improvisadas, el ama de casa escasea. Y no hablamos de la figura femenina...

Leer más

La proporción, un reportaje sobre la proporci...

Si te paras en la puerta del Alquimia (el bar queretano que está en 5 de Mayo) y volteas hacia Plaza de Armas, verás la definición de proporción:...

Leer más
Pan artesanal - Sada y el bombón

El pan artesanal: panaderías en el centro de ...

No sé qué pensar –dice Sada–, ahora resulta que hay pan gourmet. ¡Pan gourmet, nálgame dios! El alimento más sencillo y humilde que existe se ha ...

Leer más
Correr - Sada y el bombón

Correr: el acto urbano por excelencia

El ser humano corre desde que se descubrió con piernas, pero corre como un acto romántico desde que se descubrió sedentario. Ser nómada significa ser pura circu...

Leer más

Publicidad