SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

El fin del mundo –ideas para exaltar y prolongar la fascinante histeria colectiva

Todo inicio tiene un fin, y el mundo no es la excepción. Al Hombre le encanta andar de fatalista y, muy a menudo, reflexiona sobre el fin de los tiempos. El mundo está siempre por terminarse. El choque de un asteroide, la furia del Dios en turno, la escasez de recursos naturales o la rebelión de las máquinas; teorías y presunciones sobran para definir cuándo y cómo se esfumará todo.

En diciembre se nos viene, según los (truchimanes) mayas, el gran desenlace de esta cosa que no sabemos muy bien qué es pero que llamamos mundo. Pocas cosas tan placenteras como cerrar ciclos; si el término de la semana laboral merece un ginebra, entonces el final de nuestra existencia amerita un festejo de proporciones legendarias.

Pongamos que los mayas tienen razón, que el mundo se nos va. En vez de ponernos caóticos, sentimentales y melancólicos, optemos por abrazar la idea de la gran terminación. Démosle la bienvenida a la hecatombe y disfrutémosla mientras dure.

Si las teorías son falsas, da igual. Lo hacemos todo de la misma forma, nos ponemos creativos (y alcohólicos y frenéticos) y aprovechamos la magnitud del pretexto que se nos ha otorgado.
Y si por cualquier motivo olvidaste el fin del mundo, no os preocupéis, que en unos años habrá otro.
 

¿Qué hacer antes? – Preparativos apocalípticos

Hay tantas cosas por hacer que mejor sería pensar que sí se va a terminar el mundo. Aprovecha la seriedad –o ridiculez– del evento y disfruta de tus supuestos últimos días en la Tierra.

  1. Viaja. Compra un boleto de avión a donde sea. Conoce el mundo antes de que todo termine. No importa si no puedes pagarlo; da un tarjetazo, es el momento.
  2. Escucha música. Prepara un mixtape épico, acuéstate en tu sala, súbele al volumen y escucha el soundtrack de tu vida (o de tu muerte).
  3. Come. Haz un recorrido gastronómico por tu comida favorita. O prueba algo que jamás probarías (¿a qué sabrá un panda?). Tu última cena merece más que unas quesadillas.
  4. Sexperimenta. Vuélvete intrépido con la sexualidad. No te limites y cumple esa fantasía que traes bien guardada. Total, el mundo terminará antes de que tengas cruda moral.
  5. Ve cine. Organiza un ciclo de cine temático donde se incluyan películas como Melancholia, de Lars Von Trier, o Dr. Strangelove, de Stanley Kubrick.
  6. Trastócate. Hazte ese tatuaje que nunca te pusiste, prueba otro color de cabello o ponte tantito (o mucho) bótox. Improvisa con los últimos días que le quedan a tu cuerpo.
  7. Derrocha. Los ahorros no sirven de nada cuando todo está por destruirse; gástate todo y haz valer tus años de trabajo.
  8. Despídete. Visita a tu familia y procura a los amigos. El evento en sí es un mero pretexto para realizar todo tipo de fiestas y despedidas.

 

La gran fiesta del fin del mundo

Los mayas, nada tontos, programaron estratégicamente el fin del mundo en medio del maratón Guadalupe-Reyes. Para la noche del jueves 20 de diciembre (la última antes del cataclismo), cualquier persona prudente andará, de menos, chispada y con ánimos espiritosos.

Aprovecha la circunstancia y ve al bar de tu preferencia a beber como los peces en el río. En Querétaro recomendamos el Gracias a Dios o La Perdida (por los nombres alusivos); en Guanajuato, El Incendio y El Fusilado, y en San Miguel de Allende, La Cucaracha. Entre trago y trago, exígele al DJ o a la rockola un playlist apocalíptico.
 

¿Cuándo se termina todo esto?

La Destrucción Total será el viernes 21 de diciembre de 2012, exactamente a las 11:12 de la mañana (GMT-6).
 


Artículos Relacionados:

Kings of Convenience –la crónica del concierto

Martes 1 de noviembre. Concierto de Kings of Convenience. Para el presente concierto asistí con la gran duda de saber cómo sería escuchar a los Kin...

Leer más
Vamos Belice, columna mundialista en Sada y el bombón, revista de cultura urbana en el Bajío

Belmopán era una fiesta

No los culpo, fatuos lectores, por desatender el partido de Belice, primer encuentro del Grupo J, pues entiendo que una filiación nacional los obligó a contemplar con el ...

Leer más

Sueño de un festival de verano

En la novena edición de la revista publicamos dos artículos musicales: uno con recomendaciones para disfrutar mejor un concierto y otro con nuestros festivales ...

Leer más
Verano - Sada y el obmbón

El verano urbano, una apología de la estación...

Probablemente, la mayor desgracia de pasar «de niña a mujer» sea pinchar la burbuja del verano. Hablemos, por ejemplo, de Susana, nuestra chica e...

Leer más

Publicidad