SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

¿Reservar un hotel o rentar una casa?

La mitad, o por lo menos una tercera parte de un viaje es el lugar donde decides hospedarte. Ahí, en una litera, un cuarto o una suite pasarás, de menos, seis horas diarias. En cualquier circunstancia, el hospedaje debe ser cómodo; cómodo para el cuerpo, cómodo para el itinerario o, incluso, cómodo para el presupuesto. Esos solían ser los factores que determinaban la elección de un hotel: el costo, la calidad del colchón y la cercanía con los atractivos a visitar.

Ahora, con la posibilidad de comunicarnos con casi todo el mundo (desde con el gerente del Hilton hasta con Bruce Chatwin, el dueño de un departamento en Birminham), podemos dejar de considerar el hotel como el único lugar en donde hospedarnos durante un viaje. ¿Cuándo preferir una casa y cuándo un cuarto de hotel?

 

Hotel

Casa


En una palabra: práctico. En una palabra: local.

Epítome del: hombre de negocios o de una alta e importante ejecutiva. Epítome del: bohemio melancólico o del geek con muchos amigos virtuales.

Ventaja: hay tantos que puedes seleccionar por ubicación y/o precio. Ventaja: da una sensación de conexión urbana y alarga el viaje.

Mejor derivado: haciendas o casas antiguas convertidas en hoteles. Mejor derivado: el departamento de un amigo que vive allá (pero que salió de viaje).

Buscadores: expedia.com y hostels.com Buscadores: airbnb.com y couchsurfing.org

Películas ilustrativas: Pretty Woman, con Julia Roberts. Películas ilustrativas: The Holiday, con Kate Winslet.

Peor escenario: estás en el piso 37 y comienza a temblar, y tú en el baño. Peor escenario: roban o se incendia la casa que te prestaron, y tú en el baño.

Hotel

Casa


Gran desventaja: un buen hotel es carísimo. Gran desventaja: normalmente no hay mucamas.

Lo mejor que te podría pasar: conocer a una chica o a un chico que se esté quedando justo al lado; abrir las puertas intermedias y alargar el cuarto. Lo mejor que te podría pasar: tus «vecinos» te invitan a una gran fiesta, simpatizas con ellos y te contratan para cuidar su casa durante un año.

Ideal para: cualquier viaje de negocios con colegas aburridos. Ideal para: ir con la pareja a vacacionar en una sola ciudad.

Fantasía: el concierge te resuelve todo y la mucama es todo un bombón. Fantasía: te enamoras del vecino y beben muchas botellas de vino juntos.

Cliché: cruzas el lobby con todas tus compras del día. Cliché: entras al departamento con el periódico y un ramo de flores.

Riesgo: overbooking. Riesgo: sábanas de tía.

En resumen: los hoteles brindan paz y descanso. Hay muchos, así que te puedes quedar en el lugar que buscas al precio que quieras. Suelen ser espacios sin personalidad. En resumen: puedes «vivir» en una ciudad por unos días. Experimentas cosas imposibles de sentir en un hotel. Una casa está llena de pátinas, tonos y recuerdos.

 


Artículos Relacionados:

Zona Maco - Sada y el bombón

Zona Maco, del 18 al 22 de abril en el Centro...

Zona Maco es el mejor espacio para conocer la propuesta de arte contemporáneo que ofrece este país. Es la mejor representación de nuestra farándu...

Leer más
Libro vs. Ebook - Sada y el bombón

Libro Vs. e-book: el mamotreto análogo contra...

Después de que Stieg Larsson vendiera más de un millón de e-books, la lucha está más presente que nunca. A principios de los 80s, MTV dijo «¡y...

Leer más
Turistas - Sada y el bombón

¿Cómo ser turista en tu propia ciudad?

Entre el malinchismo y el discurso de que la vida es demasiado corta para perder el tiempo haciendo lo mismo, el verbo «redescubrir» parece estar en p...

Leer más
Propositos - Sada y el bombón

Propósitos vs. Resultados. El fino y delicios...

Todos los años pasa exactamente lo mismo. Es 31 de diciembre, 11:55 de la noche. La Tía Nena quiere ir al baño, sus hijas la detienen: «aguántate...

Leer más

Publicidad