SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014
Manual de estilo del arte contemporáneo, Sada y el bombón, revista de cultura urbana en el Bajío
Imagen © Pablo Helguera

Manual de estilo del arte contemporáneo

Pablo Helguera
Manual de estilo del arte contemporáneo
Tumbona Ediciones, Colección Anómalos
Segunda edición, 2013
172 pp.

 
Soy P. y soy galerista en y de provincia. Mi trabajo en el Mundo del Arte (MA) comenzó hace algunos años, cuando mi sueño de estar a cargo de un espacio que expusiera arte se hizo realidad. Me contrataron para dirigir una galería y acepté con mucha ilusión. Pero el sueño terminó cuando me di cuenta que no entendía bien cómo funcionaba el MA. No sabía por qué nadie venía a mis inauguraciones y porqué, cuando venían a hablar conmigo, todos se fijaban en mi ropa y me preguntaban qué había estudiado y cómo había llegado a dirigir una galería.

Un amigo me recomendó leer Manual de estilo del arte contemporáneo: la guía esencial para artistas, curadores y críticos de Pablo Helguera. Luego de reflexionar un poco (en el arte contemporáneo hay que siempre reflexionar un poco), me decidí a hacerlo y su lectura me ha dado la oportunidad de reconocer mi potencial como galerista de provincia. También me ha dado la seguridad para atreverme a hablar con galeristas de otros estados, del DF e incluso me he atrevido a acercarme a artistas y coleccionistas de renombre, ¡ay!, internacional. Estoy segura de que si pongo en práctica los consejos que contiene esta guía, podré tener más claro cuál es el camino que debo seguir para alcanzar el éxito en el MA.

A través de sencillos capítulos y ejemplos de situaciones de la vida cotidiana –y una buena analogía con el juego de ajedrez, que no sé jugar bien pero aún así es útil– he podido adivinar cuál es mi posición en el MA y cómo puedo moverme con destreza dentro de este interesante juego.

En un principio me resistí a aceptar esta simplificación de un proceso tan complejo y sensible como el arte, pero luego entendí que si analizo y entiendo su estructura desde esta perspectiva, sabré usarla mejor a mi favor.

Por ejemplo, antes de leer este libro, cuando venía a visitarme algún coleccionista o algún artista, yo los atendía de manera amable y pronta; si quedaba algún compromiso o pendiente luego de la reunión, me apresuraba a llevarlo a cabo y notificaba a los involucrados sobre los avances. Los resultados eran suficientes, pero nunca buenos. Ahora sé que, al enfrentar estas situaciones, un poco de arrogancia es una virtud: un poco de racismo por aquí, un poco de namedroppeo por acá y las piezas de arte se mueven como pan caliente.

Las sencillas gráficas que se incluyen en el libro han sido también muy reveladoras. La imagen que se incluye en el capítulo Del Vernissage al lecho: la interacción social ha sido mi guía para desenvolverme en las inauguraciones (en las propias y en las ajenas). Evado a los críticos, saludo a los coleccionistas (en estricto orden de importan$ia) y abandono el lugar antes de que el espacio esté semivacío, no vaya a ser.

Ahora siento que puedo ir a cualquier galería o museo y comportarme a la altura, visitar estudios y hasta aprovechar la controversia y las tragedias sociales que se dan en ésta, mi querida ciudad, para llegar hasta la cima.

Gracias, Pablo Helguera, por tus consejos. Con tu ayuda me convertiré en la mejor galerista de provincia del MA mexicano. O de menos del Bajío.
 


Artículos Relacionados:

El levantamiento del Chimal

Cada 27 de septiembre, el pueblo de San Miguel Tolimán culmina las fiestas dedicadas a su santo patrono elevando un descomunal Chimal (voz náhuatl que significa escudo): ...

Leer más
Teatro en Querétaro - Sada y el bombón

«Rincones para la ficción» –un panorama del t...

Al conocido adagio sobre la silla y un hombre que pasa frente a ella como requerimientos mínimos para que haya teatro, esta ciudad parece haber s...

Leer más
Traducciones - Sada y el bombón

Recomendaciones para elegir una buena traducción

En buena medida, conocer es traducir, dice Juan Villoro. Un buen traductor es, antes que nada, un buen lector; el gran conocedor de un texto. El ...

Leer más
Hongos en Querétaro - Sada y el bombón

Hongosto —crónica alucinógena

Cuando era niño me preocupaba que lloviera en mis cumpleaños; es más arriesgado que los invitados se lancen a la fiesta si está cayendo una tormenta. De cualqui...

Leer más

Publicidad