SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Más allá de Londres –escapadas olímpicas para conocer Inglaterra

Las Olimpiadas Londres 2012 prácticamente ya comenzaron. A todos los que van a tener la fortuna de viajar a Inglaterra este verano para ver las competencias, les recomiendo que ya que están en tierras anglosajonas, se den una vuelta por otros lugares además de Londres. Inglaterra es un país donde la historia camina por las calles y en el verano es una explosión de color, ya que hay flores de todo tipo cubriendo las plazas y los parques, macetas colgantes adornando las fachadas de las casas, patios de templos perfectamente bien cuidados que parecen tapetes recién desenrollados y que hacen que uno sienta que cayó en una página del cuento de Alicia en el país de las maravillas. La gente se siente tan feliz cuando el sol brilla que es imposible encontrarse con alguien que no sonría ni quiera iniciar una conversación breve acerca de lo lindo que está el día. El verano es simplemente una gran fiesta para los ingleses, y es el pretexto ideal para salir a explorar lugares que el clima normalmente no permite. Son demasiados los sitios interesantes que hay en Inglaterra para citarlos todos en este artículo, por esa razón escogí mis cinco favoritos para recomendarlos aquí.
 

Bath, Patrimonio Cultural de la Humanidad

Ubicado en Somerset, al suroeste de Inglaterra –y a sólo hora y media de Londres en tren– Bath es uno de los lugares más hermosos que hay en el país. Sus diseños georgianos, sus edificios perfectamente bien conservados y los sitios arqueológicos que en ella se encuentran le valieron el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987.

La ciudad de Bath toma su nombre de Gran Baño, que es el atractivo principal de la ciudad y se encuentra ubicado en el centro de la misma. Fue construido alrededor de aguas termales y usado por los romanos como una especie de spa en el tratamiento de diversas enfermedades. Éste fue un lugar sagrado para los Celtas, dedicado a la deidad Sulius; puede recorrerse mediante los pasajes subterráneos y conserva en perfectas condiciones los arcos y las estatuas que lo rodean y adornan. También vale la pena visitar la Abadía de Bath, la cual posee una construcción que data del año 1501, y su arquitectura gótica es una de los mejores de Inglaterra. Otro sitio recomendable es el Royal Crescent, una estructura en forma de media luna, con 30 edificios, construida entre 1767 y 1774, bastante impresionante. Además de todos estos sitios interesantes, a sólo 45 minutos de Bath se encuentra el enigmático monumento neolítico de Stonehendge que data de la Edad de Bronce. Se cree que originalmente era utilizado para la realización de rituales, especialmente durante la entrada de los equinoccios y los solsticios.
 

Stratford Upon Avon, la cuna de Shakespeare

A tan sólo 2 horas y 15 minutos en tren desde Londres, se encuentra la localidad de Stratford Upon Avon, el lugar que vio nacer a una de las figuras más representativas de de la literatura mundial: William Shakespeare. Hay autobuses turísticos que hacen la ruta de Shakespeare, o se pueden solicitar visitas guiadas por la ciudad. La casa donde nació el escritor es hoy un museo, donde se exhiben réplicas y objetos originales de cuando la familia vivía ahí. No lejos de la casa-museo, se encuentra el templo Holy Trinity, donde Shakespeare fue bautizado y enterrado. También vale la pena ver el Royal Shakespeare Theatre en donde el famoso autor montaba en escena sus obras. Además de la ruta de Shakespeare, se puede dar un paseo en ferry por el río Avon o ir de compras, ya que Stratford tiene muchas tiendas de antigüedades, souvenirs y librerías.
 

Liverpool: música y cultura

Para los amantes de la música no hay mejor lugar en Inglaterra que Liverpool. Por todos lados se ven tiendas que venden todo tipo de memorabilia de los Beatles. En el centro de la ciudad está The Cavern Club, el lugar donde los Beatles empezaron su carrera y que a pesar de haber abierto sus puertas desde 1957, sigue siendo uno de los mejores sitios de la ciudad para escuchar música en vivo. El lugar es como una especie de sótano enorme, tan obscuro como su nombre lo indica, y está abierto desde las 11 de la mañana como todos los pubs en Inglaterra. La diferencia es que desde que abre hasta que cierra hay grupos tocando en vivo y la atmósfera es alucinante. Todos te hablan, todos te platican, te preguntan de dónde eres, te dicen cheers, te sonríen, y te hacen sentir como en casa. Difícil salir de ahí sin antes haberse tomado al menos un par de pints (pint es una medida de líquido utilizada en los pubs y que equivale aproximadamente medio litro) de cerveza y haber brindado con todos los ahí presentes.

Si está haciendo calorcito y no está lloviendo, vale la pena subirse al ferry y pasearse por el río Merseyside; el puerto no está lejos del centro de la ciudad. Además de ser un paraíso para los melómanos, en Liverpool se encuentra el mayor número de museos y galerías en el Reino Unido, después de Londres. El Museo Nacional de Liverpool y el TATE son un must see. La Catedral de Liverpool es la más grande del Inglaterra y la quinta más grande del mundo. Valdría la pena pasar la noche en Liverpool y así tener todo el día para pasear y, si es posible, quedarse más de un día, ya que el viaje en tren desde Londres toma aproximadamente 2 horas y media.
 

Cambridge y su legendaria universidad

Es una delicia simplemente caminar o andar en bicicleta por las calles de Cambridge, pues es una ciudad sumamente limpia, ordenada y pintoresca. Creo que no solamente es una buena idea sino absolutamente necesario recomendarles que se acuesten sobre el pasto de los numerosos jardines –que más bien parecen alfombras perfectas de un verde esmeralda deslumbrante– que rodean a la Universidad, y se detengan un momento a disfrutar del penetrante aroma de las flores y a admirar los variados colores de las mariposas que revolotean sobre ellas.

Vale también mucho la pena subirse a las balsas y dar un paseo remando por el río Cam que rodea a la Univesidad de Cambridge, la cual tiene 31 facultades, siendo la más antigua Peterhouse, fundada en 1284. La facultad de Queen cuenta con el famoso Puente Matemático, el cual fue construido sin utilizar tornillos ni clavos; se puede pasear por las capillas y los patios de todas las facultades. Además de la Universidad se puede visitar el Instituto de Investigación Polar Scott, el cual posee una colección única de artefactos, fotografías, diarios y equipo que ilustran las exploraciones del capitán Robert Falcon Scott por el Antártico. Otro sitio recomendable es el Jardín Botánico, considerado el segundo más importante del Reino Unido. Cambridge es el lugar ideal para salir a visitar temprano por la mañana y regresar en la tarde/noche a Londres, ya que está a poco menos de una hora en tren.
 

Haworth y las hermanas Brontë

Haworth se encuentra ubicado Bradford –un poco más lejos que el resto de los lugares aquí recomendados– y es el lugar donde nacieron y vivieron las hermanas Brontë: Charlotte (autora de Jane Eyre), Emily (autora de Cumbres borrascosas) y Anne (autora de La inquilina de Wildfell Hall). El apellido original de las hermanas es Bronty, y fue su padre Patrick quien lo cambió a Brontë cuando se convirtió en clérigo.

Después de la visita obligada al Brontë Parsonage Museum (la antigua casa de la familia donde se exhiben los muebles, ropa y pertenencias de las hermanas en sus habitaciones originales), se puede disfrutar de una cerveza en el Black Bull, el pub que Branwell Brontë (el hermano de Emily, Charlotte y Anne) solía visitar con frecuencia. También se puede realizar el Brontë Trail, que es un recorrido a pie por los lugares que inspiraron a las hermanas a escribir sus novelas e incluye sitios como el Penistone Country Park y La Antigua Botica, donde Branwell solía comprar láudano. Al final del trayecto, después de pasar el Brontë Bridge, se llega a Top Withens, una antigua granja en ruinas que se dice sirvió de inspiración a Emily para ubicar la casa de la familia Earnshaw en la novela de Cumbres borrascosas. El paisaje es tan vasto, solitario, silencioso y delicadamente conmovedor, que definitivamente inspira a la mente a jugar con la imaginación. También se puede entrar al templo de San Miguel y Todos los Ángeles donde se encuentran enterrados los restos de la familia, con excepción de Anne, quien fue enterrada en Scarborough.

Para llegar hay que tomar tren de Londres a York, de York a Leeds y de Leeds a Keighley, y de ahí un autobús a Haworth. Puede sonar algo largo pero es una experiencia única, en especial para los amantes de la literatura.

Se dice que Londres no es la auténtica Inglaterra, así como Nueva York no es el auténtico Estados Unidos. Y es verdad, hay un discreto encanto que sólo poseen las provincias y sólo en las provincias se puede percibir esa atmósfera única que distingue a un país de otro. Salgan de Londres y permítanse conocer la verdadera Inglaterra.
 


Artículos Relacionados:

Viajar en clase media

Los aviones me gustan mucho cuando estoy pisando suelo. Cuando estoy trepada en uno, no. A los diez años por primera vez viajé en avión; el destino: California y, concret...

Leer más

Guadalajara en un llano… Un viaje por la Perl...

Jalisco es el cliché de México. Más de la mitad del contenido de la imagen del país está entre Puerto Vallarta y Guadalajara. Los mariachis, el t...

Leer más

¿Otros pueblos como Mineral de Pozos?

Gaba fue a Pozos hace dos o tres sábados. Fue con su novio y, para hacer el cuento corto –porque el de Gaba, me parece, es un cuento largo– la pasaron bomba. Ah...

Leer más

El inicio de las vendimias en el centro de Mé...

En México la época de vendimias se da entre julio y septiembre. Durante esos meses, cada viñedo cosecha las uvas maduras y organiza una gran fies...

Leer más

Publicidad