SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

La mortadela la hacen los ciegos

Desde hace un rato algunos espectaculares y publicaciones ostentan publicidad en verde y rojo de Bafar, una marca de embutidos y carnes frías.

La imagen en estas piezas publicitarias es de un niño que vuela o de un niño que, de una patada karateka, hace como que rompe el vidrio que lo cubre. El copy principal de la publicidad dice: «¿Pos’ qué comerá?» (sic), y remata con algo que parece una promesa o una justificación: «Tiene más carne».

Todo normal, parece.

Me imagino la junta de quienes pensaron la línea discursiva de este anuncio (los Mad Men contemporáneos): la carne es un alimento saludable. Si un niño come carne, es un niño saludable. Los embutidos Bafar tienen (más) carne. Si mi niño come Bafar, estará (más) fuerte, (más) sano y (más) saludable.

Además del «Pos» (ni a «Pus» llegan), resalta ese «más carne». Como si fuera carne con carne. ¿Y la carne carne, la que es carne y no la que tiene carne?

Según la RAE, un embutido (que creo que es lo que vende Bafar) es una tripa rellena con carne picada, principalmente de cerdo. Repito, está rellena de carne de cerdo. Es decir, es de carne.

Entonces ya no entendí, ¿tiene más carne?, ¿más? ¿Y qué más podría tener?

Como sea, yo me fui al súper para ver si era cierto que las salchichas Bafar tienen más carne. También quería ver qué más tenían, además de carne. Encontré joyitas:

  1. El porcentaje de carne en la constitución de una salchicha no se publica en los empaques.
  2. La mayoría de las marcas ni siquiera define bien el origen de la carne que dice tener: ¿carne de ave o carne de bovino? ¡WTF! ¡Yo no quiero comer salchichas de pingüino!
  3. La zona de salchichonería es la más llena del súper, más que la de cervezas, la de cereales y que, obviamente, la de carnes.

De ahí que mis compañeros de trabajo, la gruesa clase media, haya tomado las salchichas como un sustituto barato de la carne. La comen como tente en pie, como botana y como plato fuerte: salchichas a la mexicana, salchichas asadas, chow mein de salchichas, salchichas con mole. ¡Wooow!

Aún así, en la visita al súper compré unas salchichitas y me hice un jotdog.
 


Artículos Relacionados:

Los tamales tontitos del centro de México

«¡Tamales de cochi!» pasaba gritando Concepción La Conchis Hermosillo por las calles de Navolato, Sinaloa, vendiendo los tamales tradicionales del nor...

Leer más

La vendimia en los primeros viñedos de México...

Los primeros viñedos en México nacieron durante el Virreinato. Junto con los españoles, la vitis vinífera vino a propagar el sedentarismo –se nec...

Leer más
Restaurantes de verano - Sada y el bombón

Restaurantes para el verano: Bixa y Semarrón

Dicen que las vacaciones de invierno es la época glotona, pero la verdad es que el verano es nuestra versión más tragona y hedonista. Entre junio y ju...

Leer más
Drakos, laboratorio gastronómico en Sada y el bombón, revista de cultura urbana en el centro de México

Drakos –sandwich lab

Drakos es el laboratorio gastronómico más dinámico del Bajío. No sólo elevan el nivel de la palabra «sándwich», sino de todo el verbo «comer». Una prueba de esto son sus ...

Leer más

Publicidad