SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Feria del Libro de Guadalajara, la reunión editorial más importante de habla hispana

De las cuatro veces que hemos ido a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara («la FIL»), tres han sido un fracaso, un fracaso bastante agradable, eso sí. La FIL es, en una de esas, la mejor feria del libro del mundo, pero nosotros nos tardamos cuatro años en comprenderla. Esta es la historia de nuestro malentendido:

En 1999 –cuando premiaron a Sergio Pitol– fuimos para encontrar libros inconseguibles. Pensamos que, entre más de mil editoriales, encontraríamos todos esos libros que nomás no figuran en las librerías mexicanas. De los 23 libros «raros» que tenía nuestra lista, encontramos sólo dos. Decepcionados, regresamos a casa con 21 libros normalitos.

El segundo revés fue en el 2002 –cuando le dieron el Homenaje al Bibliófilo a José Luis Martínez. Ese año fuimos con la intención de comprar todos los libros del año siguiente. Pero volvimos a fracasar: en la FIL, sobre todo los fines de semana, no hay grandes descuentos. Conviene más comprar los libros del año en el Péndulo de Polanco, en el DF; está más cerca y tienen mejores promociones.

La tercera no fue la vencida; en el 2007 fallamos de nuez. Fuimos sólo con la intención de ver y escuchar a los grandes escritores. La decepción era fácilmente predecible: los grandes escritores suelen escribir mejor de lo que hablan. Además, preferimos ser lectores que groupies.

No fue sino hasta el 2010 que entendimos que el principal valor de la FIL no es la venta de libros raros, los descuentos o las grandes conferencias. La FIL es la industria del libro al máximo; ves en un solo vistazo a docenas de editoriales, cientos de escritores, miles de lectores y millones de libros, todo de golpe. Es algo fascinante. Lo mejor de la FIL es ver cómo organizan tanta cosa alrededor de un objeto muy pequeño y casi insignificante: el libro. Y ver eso, ver ese profundo, sincero y casi necio amor al libro, produce un escalofrío en el espinazo.

Nota Bene: antes de ir, apréndete de memoria tres títulos y sus respectivos tres autores; no vayas a pasar penas.
 

El país invitado

Cada año, la FIL invita a un país para que presente su cultura y sus novedades literarias. Este año el país invitado es Chile, es decir, Jorge Edwards, Raúl Zurita, Antonio Skármeta, Rafael Gumucio, Nona Fernández y un largo etcétera estarán deambulando por los salones y los pasillos de la feria (human-dropping).

Conviene aprovechar este pretexto para comprar libros de algún chileno. Por ejemplo, algo de Gonzalo Rojas, Nicanor Parra, Pablo de Rokha o, ya de menos, Roberto Bolaño. Chile tiene una enorme y admirable tradición literaria.
 

El premio FIL

Arreola, Monterroso, Monsiváis y Del Paso han sido algunos de los escritores reconocidos con el Premio FIL (antes Premio Juan Rulfo). Este año el premio lo recibirá el peruano Alfredo Bryce Echenique.

Ha sido un premio polémico, pues Bryce ha plagiado una veintena de textos periodísticos. Independientemente de esta calamidad, el peruano tiene por lo menos dos grandes novelas: Un mundo para Julius y La vida exagerada de Martín Romaña.
 

La feria

A grandes rasgos, en la FIL encuentras libros y escritores. Los libros se dividen por editoriales. Cada editorial tiene un stand. En la FIL hay casi 2,000 editoriales. Hay también secciones especiales, como la FIL Niños.

Por su parte, los escritores están en salones y auditorios. Ahí organizan presentaciones de libros, conferencias, debates, etcétera. A estos eventos uno puede entrar (y salir) libremente, sólo hay que pagar el boleto de entrada a la feria.
 

¿Cuándo, dónde y de a cómo?

La FIL es del sábado 24 de noviembre al domingo 2 de diciembre en la Expo Guadalajara. Costo general: $20. Más info en www.fil.com.mx.
 


Artículos Relacionados:

«El año de Ricardo» en La Fábrica

En Instrucciones para John Howell, Julio Cortázar resume que el teatro no es más que un pacto con el absurdo, su ejercicio eficaz y lujoso. Absurdo en el sentid...

Leer más
Descubrimientos musicales - Sada y el bombón

Descubrimientos musicales –¿cómo actualizar e...

Antes del MP3, el Napster y la «democratización de la música», era muy fácil, casi involuntario, conocer «los ritmos de actualidad». Existían tan...

Leer más

Los Reyes Magos, la tradición provinciana por...

Entre el consumista Santo Clos y el moralista Niño Dios, los Reyes Magos completan el combo quimérico de fin de año. En algún momento, nuestro im...

Leer más

El cine y el territorio

Un mapa es una abstracción; la representación de un territorio complejo, cambiante, contenido en sólo dos estáticas dimensiones: X y Y, sin Z. Este corte de la realidad, ...

Leer más

Publicidad