SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

La Guelaguetza, un evento donde la palabra folclor se queda corta

Existe la sospecha de que si se planchara todo el relieve montañoso de Oaxaca, la superficie de éste sería más grande que todo el territorio mexicano. La sospecha podrá ser dramática, exagerada, pero sirve, sin duda, para decir lo obvio: con siete regiones culturales diferentes, Oaxaca es casi un país aparte.

Costas, sierras, valles, cañadas, ríos, un istmo; 570 municipios, de los cuales 418 –¡tres cuartas partes!– se rigen por el sistema de usos y costumbres; más de 16 grupos étnicos, decenas de lenguas, montón de problemas sociales, miles de problemas políticos; manifestaciones culturales a granel. Insistimos: Oaxaca es casi un país aparte.

Si cada región cultural de Oaxaca tiene su propia gastronomía, su propia música y artesanía, y si la Guelaguetza consiste en reunir a las siete regiones de Oaxaca en un mismo evento, entonces la Guelaguetza es una explosión de músicas, bailes, vestimentas y artesanías, un espectáculo donde la palabra folclor se queda corta.

Sólo por ver la Guelaguetza, Oaxaca debe visitarse en julio.
 
La palabra Guelaguetza

Guelaguetza viene del vocablo zapoteca «guendaleza»: la acción de ofrendar, compartir, participar cooperando.
 
Las regiones de Oaxaca

Los Valles Centrales, la Sierra Juárez, la Cañada, Tuxtepec, la Mixteca, la Costa y el Istmo de Tehuantepec –la región favorita del bombón.
 
La costumbre

Algunos dicen que la Guelaguetza se remonta a la época prehispánica, otros afirman que se originó durante el Virreinato. Será el sereno. Lo más seguro es que los distintos pueblos oaxaqueños se juntaran de tanto en tanto para compartir e intercambiar bienes y atenciones. A partir del siglo XVI, durante el mestizaje, la celebración se popularizó. Y durante el libertinaje se comercializó. Ahora uno compra boletos para ver una muestra –tan solo una muestra– de una tradición compleja.
 
La celebración

Durante la celebración, cada región presenta una muestra de su patrimonio cultural: música, bailes, vestidos. Al terminar, cada grupo le regala al público su guelaguetza: objetos característicos de sus respectivas regiones.
 
La fecha y el lugar

Según la tradición, la Guelaguetza se celebra los dos lunes siguientes al 16 de julio (día de la Virgen del Carmen) en el cerro del Fortín. Por eso también se le conoce como las fiestas de los lunes del cerro. Sin embargo, la política ha querido que se haga un despapaye con la tradición; la Guelaguetza puede cambiar de fecha y de lugar: «el lunes de cerro será el miércoles aquí en el valle», podría anunciar cualquier politiquillo. Como este año, por ejemplo, el primer lunes de cerro cae en 18 de julio (día del aniversario luctuoso de Benito Juárez), las celebraciones se pospondrían para el lunes 25 de julio y para el lunes 1 de agosto. En resumen: levanta las antenitas y estate al pendiente.
 


Artículos Relacionados:

Lady Gaga, la crónica del concierto

Entre beats acelerados y destructoras melodías industriales, Lady Gaga apareció en el escenario. Ahí estaba sobre inmensas escaleras con barandales que asemejab...

Leer más
Fin del mundo - Sada y el bombón

El fin del mundo –ideas para exaltar y prolon...

Todo inicio tiene un fin, y el mundo no es la excepción. Al Hombre le encanta andar de fatalista y, muy a menudo, reflexiona sobre el fin de los ...

Leer más
Verano - Sada y el obmbón

El verano urbano, una apología de la estación...

Probablemente, la mayor desgracia de pasar «de niña a mujer» sea pinchar la burbuja del verano. Hablemos, por ejemplo, de Susana, nuestra chica e...

Leer más

El festival ideal –Nuestra cartelera de fiest...

En los 80s la cartelera del centro de México era mucho más limitada, no había tanto concierto, obra o festival. Ahora nos damos el lujo de andar ...

Leer más

Publicidad