SB 24
Octubre - noviembre 2014
SB 23
Agosto - septiembre 2014
SB 22
Junio - Julio 2014
SB 21
Abril - Mayo 2014
SB 20
Febrero - Marzo 2014

Souvenires del Bajío –nueve propuestas que solucionan el «traime algo de allá»

¿Cómo cosificar el lugar donde vivimos? La idea del souvenir como regalo es tratar de contener todo el lugar en un objeto, comprarlo y dárselo a alguien más: «ten, aquí está tu Cartagena». En el caso de nuestra región, la cosa se complica muchísimo si dejamos fuera las tantas veces regaladas artesanías y obsequiamos una moderna pulsera de plástico: «ten, ¿aquí está tu San Miguel?».

Entre tanta chuchería a granel, encontrar algo que nos represente no es nada fácil –mucho menos si queremos algo de precio accesible. Los regalos genéricos le han hecho bastante daño al souvenir: ya no hay ganas de regalar detalles, sólo hay compromisos en forma de tazas y llaveros, baratijas manoseadas en las tiendas y puestos de «recuerdos».

En búsqueda del souvenir ideal –y la salvación del término en general–, recomendamos aquí nueve regalos que sintetizan y recuerdan al centro de México. Bebidas, alimentos, ropa y decoraciones que se llevan un cachito del Bajío a cualquier parte del mundo.

 


Un vino regional. Aprovechemos nuestra producción vitivinícola con una etiqueta del Bajío. Recomendamos el Tabla No. 1 de Aguascalientes, el Cuna de Tierra de Dolores Hidalgo y el Pretexto de Querétaro. Encuéntralos en la tienda de vinos La Contra Querétaro.

 


Playera del metro. Esta es la versión textil del inexistente metro queretano de Héctor Muñoz que compartimos hace un año: un mapa con las rutas ficticias de nuestro sueño provinciano. Cómprala en Casa Gutiérrez Nájera: 5 de Mayo, en el centro de Querétaro.

 


Compota de xoconostle. El xoconostle –me he de comer esa tuna– es un fruto característico del semidesierto mexicano. Recomendamos su versión botanera: una salsa artesanal mezclada con chile cascabelillo, cebolla y azúcar. Más info en facebook.com/cocinaprivadaAR.

 


Cerveza artesanal. Con la cerveza nunca hay pierde, y más ahora que la producción de cervezas locales y artesanales va en aumento. Recomendamos la cerveza Josefa oscura, la Toro Golden Ale y la Amalias. Cómpralas en The Beer Box o Beer Bank.

 


Un Däxpe. Un souvenir artesanal, ligero, fácil de transportar. Estas biznagas y cactus regionales son un trío de recuerdos armables, ideales para decorar la casa o la oficina con la flora representativa del Bajío. Cómpralos en Casa Gutiérrez Nájera.

 


Lavanda de Guanajuato. Cerca de Dolores Hidalgo existe una (bienoliente) comunidad rural dedicada al cultivo de lavanda. De ahí nace una línea de productos que incluye jabones, mieles, repelentes, aceites y cojines aromáticos. Más info en thelavenderproject.com.

 


Ropa de Mäka Querétaro. Mäka es una línea diseñada y elaborada por Alex Medina en colaboración con las artesanas otomíes de Amealco. Prendas para mujeres, hombres y niños con textiles y bordados típicos. Encuéntralas en la tienda del DIF, en la Plaza de Armas de Querétaro.

 


Cajeta tradicional. Uno de los dulces más famosos y deliciosamente empalagosos de la región. Recomendamos la cajeta de Flor de Alfalfa, que aunque es de leche de vaca, supera por mucho a la cajeta Coronado. Encuéntrala en el Superama de Querétaro.

 


Productos de la Rústica. Orgánicos, exquisitos y hechos en Amealco. Recomendamos los jitomates deshidratados en aceite de oliva y los corazones de alcachofa en aceite de aguacate (babeamos escribiendo esto). De venta en Rosa Mexicano: 5 de Mayo esq. Altamirano, en Querétaro.
 


Artículos Relacionados:

Domingo - Sada y el bombón

¿Qué hacer un domingo sin compromisos?

La métrica del tiempo moldea nuestra conducta: somos tiempo definido. Inventamos la semana, clasificamos los días: el día para trabajar, el día para s...

Leer más
Cómo escoger un vino - Sada y el bombón

El vino cotidiano: ¿cómo escoger un vino en e...

El mexicano promedio –y estamos contando a los extranjeros que viven en México como mexicanos– consume tan solo 500 mililitros de vino de mesa al...

Leer más

Residuos prescindibles; ruidos redundantes

Atento, o sin estarlo –con una consigna–, llevo un tiempo pensando en los ruidos urbanos. A veces como si estuviera sentado en la banqueta de la aveni...

Leer más

El ruido de los otros

En los primeros años de la era cristiana el filósofo Séneca escribe una epístola a Lucilio y hace un recuento de los ruidos urbanos: los gemidos de los atletas que entren...

Leer más

Publicidad